La Invasión española de Portugal entre el 5 de mayo y el 24 de noviembre de 1762 fue un episodio militar de la Guerra de los Siete Años, en el cual España y Francia invadieron Portugal en tres ocasiones y en todas fueron derrotados por la Alianza anglo-portuguesa. Inicialmente en los combates solo participaron fuerzas de España y Portugal, antes de que los franceses y los británicos intervinieran en el conflicto para favorecer a sus respectivos aliados. Esta campaña estuvo fuertemente marcada por una guerra de guerrillas de corte nacionalista en las comarcas montañosas de Portugal, que cortaba los suministros de los ejércitos españoles, y un campesinado hostil que practicó una política de tierra quemada a medida que se acercaban los ejércitos invasores, dejando a estos faltos de suministro

Property Value
dbo:abstract
  • La Invasión española de Portugal entre el 5 de mayo y el 24 de noviembre de 1762 fue un episodio militar de la Guerra de los Siete Años, en el cual España y Francia invadieron Portugal en tres ocasiones y en todas fueron derrotados por la Alianza anglo-portuguesa. Inicialmente en los combates solo participaron fuerzas de España y Portugal, antes de que los franceses y los británicos intervinieran en el conflicto para favorecer a sus respectivos aliados. Esta campaña estuvo fuertemente marcada por una guerra de guerrillas de corte nacionalista en las comarcas montañosas de Portugal, que cortaba los suministros de los ejércitos españoles, y un campesinado hostil que practicó una política de tierra quemada a medida que se acercaban los ejércitos invasores, dejando a estos faltos de suministros. Durante la primera invasión, 22.000 españoles comandados por , entraron a la provincia de Alto Trás-os-Montes (noreste de Portugal) con el objetivo final de conquistar Oporto. Tras ocupar con éxito algunas fortalezas, se vieron enfrentados a un levantamiento nacional. Aprovechando el terreno montañoso, las guerrillas infligieron grandes pérdidas a los invasores y prácticamente cortaron las líneas de comunicación con España, causando escasez de suministros esenciales. Al borde de la inanición, los españoles trataron de conquistar Oporto rápidamente, pero fueron derrotados en la batalla del Duero y en Montalegre antes de retirarse a España. Después de este fracaso, el comandante español fue sustituido por Pedro Pablo Abarca de Bolea, conde de Aranda. Mientras tanto, una tropa de 7.104 británicos se estableció en Lisboa, lo que condujo a una reorganización masiva del ejército portugués bajo el mando del jefe supremo de la alianza, el conde de Schaumburg-Lippe. Durante la segunda invasión de Portugal, 42.000 hispano-franceses bajo las órdenes de Aranda tomaron Almeida y varias otras plazas fuertes, mientras que el ejército anglo-portugués detuvo otra invasión española en la provincia de Alentejo, y contraatacó hacia el territorio español de Valencia de Alcántara, donde un tercer cuerpo español se estaba reuniendo para la invasión. Los aliados luso-británicos lograron detener al ejército invasor en las montañas al este de Abrantes, donde la pendiente del terreno era elevada para el ejército franco-español, pero muy suave para los anglo-portugueses, lo que facilitó el suministro y los movimientos de los últimos. Los anglo-portugueses también impidieron a los invasores cruzar el río Tajo y los derrotaron en Vila Velha. El ejército hispano-francés (cuyas líneas de suministro con España habían sido cortadas por la guerrilla) fue prácticamente destruido por una estrategia de tierra quemada: los campesinos abandonaron todos los pueblos de los alrededores, llevándose con ellos o destruyendo todo cultivo, la comida y todo lo que pudiese ser utilizado por los invasores, incluyendo las carreteras y las casas. El gobierno portugués también alentó a la deserción entre los invasores ofreciendo grandes sumas de dinero a todos los que desertasen, se uniesen al bando opuesto o no. El resultado final fue la desintegración del ejército franco-español, que fue obligado a retirarse a Castelo Branco (más cerca de la frontera) cuando una fuerza portuguesa bajo las órdenes de realizó un movimiento envolvente hacia su retaguardia. Según un observador británico, los invasores sufrieron pérdidas de unas 30.000 tropas (casi tres cuartas partes del ejército original), causadas principalmente por el hambre, la deserción y la captura durante la persecución de los remanentes franco-españoles por el ejército anglo-portugués y el campesinado. Por último, el ejército anglo-portugués tomó los cuarteles españoles en Castelo Branco, capturando a un gran número de españoles, heridos y enfermos que Aranda había dejado atrás cuando se tuvo que retirar a España, después de un segundo movimiento envolvente aliado. Durante la tercera invasión de Portugal, los españoles atacaron Marvão y Ouguela, pero fueron rechazados con serias bajas. El ejército anglo-portugués dejó sus cuarteles de invierno y persiguió a los españoles en retirada, capturando algunos prisioneros; y un cuerpo portugués entró en España y tomó más prisioneros en La Codosera. El 24 de noviembre, Aranda pidió un alto el fuego que fue aceptado y fue firmado por el conde de Schaumburg-Lippe el 1 de diciembre de 1762. Un breve resumen de la triple invasión de Portugal: El primer objetivo de los aliados gobiernos de España y Francia era invadir Portugal, el antiguo aliado de Gran Bretaña, que se suponía era totalmente incapaz de defenderse contra una confederación tan formidable... ese reino débil e indefenso fue invadido poco después en tres sitios distintos por tres ejércitos españoles, tal fue el espíritu de patriotismo despertado entre los campesinos por unos pocos oficiales británicos, que los invasores fueron rechazados, y finalmente obligados a retrocer en desgracia. The first object of the allied governments of Spain and France was to invade Portugal, the ancient ally of Great Britain, which was supposed to be wholly incapable of defending itself against so formidable a confederacy... that feeble and defenceless kingdom was invaded shortly afterwards at three distinct points by three Spanish armies, such was the spirit of patriotism awaked among the peasantry by a few British officers, that the invaders were repulsed, and ultimately driven back in disgrace. Studies in history​ (es)
  • La Invasión española de Portugal entre el 5 de mayo y el 24 de noviembre de 1762 fue un episodio militar de la Guerra de los Siete Años, en el cual España y Francia invadieron Portugal en tres ocasiones y en todas fueron derrotados por la Alianza anglo-portuguesa. Inicialmente en los combates solo participaron fuerzas de España y Portugal, antes de que los franceses y los británicos intervinieran en el conflicto para favorecer a sus respectivos aliados. Esta campaña estuvo fuertemente marcada por una guerra de guerrillas de corte nacionalista en las comarcas montañosas de Portugal, que cortaba los suministros de los ejércitos españoles, y un campesinado hostil que practicó una política de tierra quemada a medida que se acercaban los ejércitos invasores, dejando a estos faltos de suministros. Durante la primera invasión, 22.000 españoles comandados por , entraron a la provincia de Alto Trás-os-Montes (noreste de Portugal) con el objetivo final de conquistar Oporto. Tras ocupar con éxito algunas fortalezas, se vieron enfrentados a un levantamiento nacional. Aprovechando el terreno montañoso, las guerrillas infligieron grandes pérdidas a los invasores y prácticamente cortaron las líneas de comunicación con España, causando escasez de suministros esenciales. Al borde de la inanición, los españoles trataron de conquistar Oporto rápidamente, pero fueron derrotados en la batalla del Duero y en Montalegre antes de retirarse a España. Después de este fracaso, el comandante español fue sustituido por Pedro Pablo Abarca de Bolea, conde de Aranda. Mientras tanto, una tropa de 7.104 británicos se estableció en Lisboa, lo que condujo a una reorganización masiva del ejército portugués bajo el mando del jefe supremo de la alianza, el conde de Schaumburg-Lippe. Durante la segunda invasión de Portugal, 42.000 hispano-franceses bajo las órdenes de Aranda tomaron Almeida y varias otras plazas fuertes, mientras que el ejército anglo-portugués detuvo otra invasión española en la provincia de Alentejo, y contraatacó hacia el territorio español de Valencia de Alcántara, donde un tercer cuerpo español se estaba reuniendo para la invasión. Los aliados luso-británicos lograron detener al ejército invasor en las montañas al este de Abrantes, donde la pendiente del terreno era elevada para el ejército franco-español, pero muy suave para los anglo-portugueses, lo que facilitó el suministro y los movimientos de los últimos. Los anglo-portugueses también impidieron a los invasores cruzar el río Tajo y los derrotaron en Vila Velha. El ejército hispano-francés (cuyas líneas de suministro con España habían sido cortadas por la guerrilla) fue prácticamente destruido por una estrategia de tierra quemada: los campesinos abandonaron todos los pueblos de los alrededores, llevándose con ellos o destruyendo todo cultivo, la comida y todo lo que pudiese ser utilizado por los invasores, incluyendo las carreteras y las casas. El gobierno portugués también alentó a la deserción entre los invasores ofreciendo grandes sumas de dinero a todos los que desertasen, se uniesen al bando opuesto o no. El resultado final fue la desintegración del ejército franco-español, que fue obligado a retirarse a Castelo Branco (más cerca de la frontera) cuando una fuerza portuguesa bajo las órdenes de realizó un movimiento envolvente hacia su retaguardia. Según un observador británico, los invasores sufrieron pérdidas de unas 30.000 tropas (casi tres cuartas partes del ejército original), causadas principalmente por el hambre, la deserción y la captura durante la persecución de los remanentes franco-españoles por el ejército anglo-portugués y el campesinado. Por último, el ejército anglo-portugués tomó los cuarteles españoles en Castelo Branco, capturando a un gran número de españoles, heridos y enfermos que Aranda había dejado atrás cuando se tuvo que retirar a España, después de un segundo movimiento envolvente aliado. Durante la tercera invasión de Portugal, los españoles atacaron Marvão y Ouguela, pero fueron rechazados con serias bajas. El ejército anglo-portugués dejó sus cuarteles de invierno y persiguió a los españoles en retirada, capturando algunos prisioneros; y un cuerpo portugués entró en España y tomó más prisioneros en La Codosera. El 24 de noviembre, Aranda pidió un alto el fuego que fue aceptado y fue firmado por el conde de Schaumburg-Lippe el 1 de diciembre de 1762. Un breve resumen de la triple invasión de Portugal: El primer objetivo de los aliados gobiernos de España y Francia era invadir Portugal, el antiguo aliado de Gran Bretaña, que se suponía era totalmente incapaz de defenderse contra una confederación tan formidable... ese reino débil e indefenso fue invadido poco después en tres sitios distintos por tres ejércitos españoles, tal fue el espíritu de patriotismo despertado entre los campesinos por unos pocos oficiales británicos, que los invasores fueron rechazados, y finalmente obligados a retrocer en desgracia. The first object of the allied governments of Spain and France was to invade Portugal, the ancient ally of Great Britain, which was supposed to be wholly incapable of defending itself against so formidable a confederacy... that feeble and defenceless kingdom was invaded shortly afterwards at three distinct points by three Spanish armies, such was the spirit of patriotism awaked among the peasantry by a few British officers, that the invaders were repulsed, and ultimately driven back in disgrace. Studies in history​ (es)
dbo:causalties
  • 25.000 hombres muertos (por hambre, combate o enfermedad); por deserción o prisioneros.
  • Muy pocas: 14 soldados británicos muertos en combate y otros 804 por enfermedad o accidentes; pocas bajas portuguesas.
dbo:combatant
  • 7.000-8.000 portugueses
  • 7.104 británicos
  • 42.000 hombres, incluyendo 10.000 a 12.000 franceses (la mayor movilización española en el siglo XVIII).
dbo:commander
dbo:isPartOfMilitaryConflict
dbo:place
dbo:result
  • * Destrucción del ejército franco-español.
  • Decisiva victoria anglo-portuguesa:
  • * Los franceses y españoles fueron obligados a retroceder, atrapados en España, y perdieron todas sus ciudades – incluyendo las principales (a excepción deChavesy Almeida).
dbo:wikiPageExternalLink
dbo:wikiPageID
  • 7576884 (xsd:integer)
dbo:wikiPageLength
  • 262258 (xsd:integer)
dbo:wikiPageRevisionID
  • 129271985 (xsd:integer)
prop-es:bajas
  • 25000 (xsd:integer)
  • Muy pocas: 14 soldados británicos muertos en combate y otros 804 por enfermedad o accidentes; pocas bajas portuguesas. (es)
prop-es:campaignbox
  • European (es)
  • European (es)
prop-es:comandante
prop-es:combatiente
prop-es:conflict
  • Invasión española con Portugal (es)
  • Invasión española con Portugal (es)
prop-es:descripciónImagen
  • Pintura de Joshua Reynolds. (es)
  • El Conde de Schaumburg Lippe, comandante de las fuerzas anglo-portuguesas que derrotaron a las ofensivas de España y Francia contra Portugal. (es)
  • Pintura de Joshua Reynolds. (es)
  • El Conde de Schaumburg Lippe, comandante de las fuerzas anglo-portuguesas que derrotaron a las ofensivas de España y Francia contra Portugal. (es)
prop-es:fecha
  • 5 (xsd:integer)
prop-es:imagen
  • 300 (xsd:integer)
prop-es:lugar
  • Este y norte de Portugal, España (es)
  • Este y norte de Portugal, España (es)
prop-es:partof
  • la Guerra de los Siete Años (es)
  • la Guerra de los Siete Años (es)
prop-es:resultado
  • Decisiva victoria anglo-portuguesa: * Los franceses y españoles fueron obligados a retroceder, atrapados en España, y perdieron todas sus ciudades – incluyendo las principales . * Destrucción del ejército franco-español. (es)
  • Decisiva victoria anglo-portuguesa: * Los franceses y españoles fueron obligados a retroceder, atrapados en España, y perdieron todas sus ciudades – incluyendo las principales . * Destrucción del ejército franco-español. (es)
prop-es:soldados
  • 7000 (xsd:integer)
  • 7104 (xsd:integer)
  • 42000 (xsd:integer)
dct:subject
rdf:type
rdfs:comment
  • La Invasión española de Portugal entre el 5 de mayo y el 24 de noviembre de 1762 fue un episodio militar de la Guerra de los Siete Años, en el cual España y Francia invadieron Portugal en tres ocasiones y en todas fueron derrotados por la Alianza anglo-portuguesa. Inicialmente en los combates solo participaron fuerzas de España y Portugal, antes de que los franceses y los británicos intervinieran en el conflicto para favorecer a sus respectivos aliados. Esta campaña estuvo fuertemente marcada por una guerra de guerrillas de corte nacionalista en las comarcas montañosas de Portugal, que cortaba los suministros de los ejércitos españoles, y un campesinado hostil que practicó una política de tierra quemada a medida que se acercaban los ejércitos invasores, dejando a estos faltos de suministro (es)
  • La Invasión española de Portugal entre el 5 de mayo y el 24 de noviembre de 1762 fue un episodio militar de la Guerra de los Siete Años, en el cual España y Francia invadieron Portugal en tres ocasiones y en todas fueron derrotados por la Alianza anglo-portuguesa. Inicialmente en los combates solo participaron fuerzas de España y Portugal, antes de que los franceses y los británicos intervinieran en el conflicto para favorecer a sus respectivos aliados. Esta campaña estuvo fuertemente marcada por una guerra de guerrillas de corte nacionalista en las comarcas montañosas de Portugal, que cortaba los suministros de los ejércitos españoles, y un campesinado hostil que practicó una política de tierra quemada a medida que se acercaban los ejércitos invasores, dejando a estos faltos de suministro (es)
rdfs:label
  • Invasión española de Portugal de 1762 (es)
  • Invasión española de Portugal de 1762 (es)
prov:wasDerivedFrom
foaf:isPrimaryTopicOf
is dbo:wikiPageRedirects of
is prop-es:guerra of
is owl:sameAs of
is foaf:primaryTopic of