Depiction of Mujeres en deportes de motor

Los deportes de motor han sido considerados históricamente como "poco femeninos" y conserva una imagen de deporte masculino muy arraigada, por lo que la presencia de mujeres como pilotos, integrantes de equipos y dirigentes ha sido siempre mucho menor a la de varones. Para algunos hombres, ser superados por una mujer sigue siendo una deshonra, por lo que las mujeres pueden recibir manifestaciones de desprecio y mofa, lo cual las desincentiva a ingresar y permanecer en ese ambiente. Incluso en la década de 2000, la cantidad de pilotos mujeres en las principales categorías de automovilismo y motociclismo ha sido muy escasa. No obstante, la mayor presencia de pilotos mujeres dentro del karting, la disciplina de entrada al deporte al menos en lo referente al automovilismo de velocidad, y la ma

PropertyValue
dbpedia-owl:abstract
  • Los deportes de motor han sido considerados históricamente como "poco femeninos" y conserva una imagen de deporte masculino muy arraigada, por lo que la presencia de mujeres como pilotos, integrantes de equipos y dirigentes ha sido siempre mucho menor a la de varones. Para algunos hombres, ser superados por una mujer sigue siendo una deshonra, por lo que las mujeres pueden recibir manifestaciones de desprecio y mofa, lo cual las desincentiva a ingresar y permanecer en ese ambiente. Incluso en la década de 2000, la cantidad de pilotos mujeres en las principales categorías de automovilismo y motociclismo ha sido muy escasa. No obstante, la mayor presencia de pilotos mujeres dentro del karting, la disciplina de entrada al deporte al menos en lo referente al automovilismo de velocidad, y la mayor cobertura periodística a figuras femeninas hace prever que la cantidad de pilotos mujeres crecerá en la década de 2010. Que los deportes de motor se consideren masculinos tiene varias explicaciones. Una de ellas es que construir y operar vehículos fue en sus inicios una tarea sucia, y por tanto fue mal vista en mujeres. Otra es que el deporte es muy costoso, y la cantidad de mujeres con capacidad y deseo de gastar sus fortunas en competir era mucho menor que la de los hombres. También los padres de familia preferían dedicar su dinero a sus hijos varones, sumado a que el deporte es muy riesgoso y los padres evitaban que sus hijas mujeres pusieran su vida en peligro. Para fomentar la participación de las mujeres en el automovilismo, varias competiciones han creado clasificaciones y galardones específicos para las mujeres, y en algunos casos campeonatos promocionales sólo para mujeres, generalmente monomarca. Sobre todo en carreras motorizadas, varones y mujeres pueden competir en igualdad de condiciones en los deportes de motor, al igual que en la hípica y la náutica y a diferencia de numerosos deportes. Las diferencias biológicas entre ambos sexos son matizadas por el hecho de que la fuerza motriz de los vehículos es un motor, y los pilotos deben esencialmente maniobrar y accionar el acelerador y el freno, lo cual requiere sobre todo coordinación visual motriz y reflejos más que fuerza pura. La ventaja de peso de las mujeres se neutraliza fácilmente reglamentando que el peso mínimo de los vehículos se mide con piloto incluido. La primera mujer de la que se tienen registros de haber competido en una carrera motorizada fue la francesa Hélène van Zuylen, quien completó la carrera París-Ámsterdam-París en 1898. La segunda mujer piloto fue Camille du Gast, quien participó en la carrera París-Berlín de 1901 a bordo de un Panhard-Levassor de 20 CV. Sin embargo, es a la británica Dorothy Levitt a quien se menciona como la piloto pionera por ser la primera piloto en ganar una competencia automovilística en 1903 y por ser la primera piloto de un equipo oficial en 1904 para la prueba de las mil millas de Hereford (Hereford 1000 Mile Trial), en Inglaterra. Ádicionalmente, ostentó récords mundiales de conducción y velocidad para mujeres y ganó varias competiciones de automovilismo y motonáutica. Fue activista de los derechos de la mujer para conducir, escritora y periodista. El primer registro que se tiene de usar un espejo retrovisor en un vehículo motorizado es del libro The Woman and the Car: A Chatty Little Hand Book for Women Who Motor or Want to Motor escrito por ella y publicado en 1909. (es)
esdbp:capítulo
  • Mujeres en los rallies (rdf:langString)
rdfs:comment
  • Los deportes de motor han sido considerados históricamente como "poco femeninos" y conserva una imagen de deporte masculino muy arraigada, por lo que la presencia de mujeres como pilotos, integrantes de equipos y dirigentes ha sido siempre mucho menor a la de varones. Para algunos hombres, ser superados por una mujer sigue siendo una deshonra, por lo que las mujeres pueden recibir manifestaciones de desprecio y mofa, lo cual las desincentiva a ingresar y permanecer en ese ambiente. Incluso en la década de 2000, la cantidad de pilotos mujeres en las principales categorías de automovilismo y motociclismo ha sido muy escasa. No obstante, la mayor presencia de pilotos mujeres dentro del karting, la disciplina de entrada al deporte al menos en lo referente al automovilismo de velocidad, y la ma (es)
foaf:depiction
esdbp:editorial
  • Altaya (rdf:langString)
esdbp:fechaacceso
  • 15 (xsd:integer)
foaf:isPrimaryTopicOf
esdbp:isbn
  • 84 (xsd:integer)
rdfs:label
  • Mujeres en deportes de motor (es)
esdbp:páginas
  • 81 (xsd:integer)
owl:sameAs
dcterms:subject
dbpedia-owl:thumbnail
esdbp:título
  • Scalextric, Rally míticos. Vol. I (rdf:langString)
?:wasDerivedFrom
dbpedia-owl:wikiPageExternalLink
dbpedia-owl:wikiPageID
  • 4673090 (xsd:integer)
dbpedia-owl:wikiPageRevisionID
  • 94086205 (xsd:integer)